jueves, 9 de diciembre de 2010

Sobre lo que no escribiré

Hoy pasaron varias cosas que me hicieron pensar sobre la forma en que gasto el tiempo, o mejor dicho, cómo he dejado de desperdiciarlo, la prisa y las horas. Pero supongo que cuando roban a tu papá y no sólo eso, sino que lo golpean durante, le hacen una herida en la cabeza y lo dejan sin nada, se te quitan las ganas de pensar en el tiempo en sus consecuencias. Suma el hecho que él está solo en una ciudad que queda a algo así como 8 horas de donde estás y 12 de donde él vive; eso te quita las ganas de todo.


--

1 comentario:

por acá